Marcelo Cesena entre nosotros

Marcelo Cesena 02Nos invitan, a José Luis y a mí, a cenar el lunes con Marcelo Cesena y con más amigos de Fuenlabrada. Vuelvo a comprobar en acto la vida que hay allí, en Fuenlabrada, impregnada de la Presencia del Señor, en todo lo que hacen, las casas de acogida, la sencillez, en los amigos de allí, cómo nos reciben,.... cómo se respira.

Llegamos al salón parroquial. Estaban todos los chicos de la casa de San Antonio, ya les conocíamos de una cena anterior. Nos recibieron con mucho cariño, yo también sentía un alegría especial. Había estado con ellos en EM*, estuvieron trabajando de voluntarios como yo y como tantos, pero anoche era… como verles en casa, no lo puedo expresar de otra forma. Conocí a Patricio, el párroco y a Tomasso, otro cura que está con él, y a algún otro amigo de la parroquia, encantadores, con una familiaridad como si nos conociéramos de siempre.

La cena la había preparado Malika, una musulmana con una vida tortuosa, madre de cuatro niños, dos de ellos cenaron también con nosotros. Estaba allí agradecida y contenta, reconociendo haber encontrado un sitio donde respirar, donde poder ir a contar cómo se encontraba. ¡¡Increíble!!. Preparó una cena musulmana con un cariño que se degustaba en cada plato.

Marcelo Cesena 03Hubo conversación única mientras cenábamos, se presentaron algunos de los chicos que no estaban en el anterior viaje de Marcelo, contaron de dónde venían, que hacían y una nota común a todos ¡¡gracias!! por lo que habían encontrado, por la amistad, por cómo aprendían a reconocerse privilegiados y a poder ayudar a otras personas más necesitadas que ellos. “Amistad”, “Gracias” “Fraternidad”….palabras que fueron apuntadas por María Borrero ante la petición de que Marcelo les compusiera una pieza que contase de sus vidas.

También organizaron cómo ayudar a Chile, el país de Patricio, con el último terremoto que había habido. Malika haría bizcochos y los venderían los chicos por turnos a la salida de las misas el domingo. ¡¡Qué conciencia!! Todo es darse.

Marcelo Cesena 01Al finalizar la cena, un piano. Marcelo nos dedico “Mosaico”, la pieza que más me gusta por su música y su historia, la vida….. Le dedicó otra pieza a Julio, uno de los chicos que lucha con una enfermedad grave y que a pesar de ello quiso estar allí esa noche porque “esos momentos le daban la vida”. Una pieza que habla de un amigo en la guerra de Irak, de cómo en los momentos difíciles hay siempre momentos buenos que compartir, llenos de esperanza. ¡¡Preciosa!! Julio a su vez le dedicó a Marcelo una canción de su país, Brasil, emocionado. (se me saltan las lágrimas agradecida, por permitirme estar allí, por reconocerme hecha por Otro en ese instante, dependiente, como hemos visto en las escuelas de comunidad pasadas, con un deseo grande de que esto suceda siempre, con la petición de estar abierta....)

Marcelo Cesena 04¿Piensas en Cristo cuando tocas el piano? contaba Marcelo que le preguntaba una amiga, ¿Quién es el protagonista de tu música? ¡¡Cómo voy a pensar en Cristo si le tengo delante!! Cuando piensas en alguien es que no le tienes delante,¡¡ cuando yo toco El está!!, no puedo pensar en El, entonces... ¿quién es el protagonista? El ….A Cristo lo llevo dentro por eso comparto a todos lo que vivo, lo que tengo, no lo sé hacer de otra forma, lo comparto con mis amigos, si no lo hiciera no me serviría.

El padre Tomasso toca también el piano, una maravilla, cantamos juntos y terminan tocando a cuatro manos. ¡¡Emocionante!!

Lo que ha pasado esta noche no nos lo hemos inventado, ni es un sueño, dice Misut, ha sucedido, y no se nos puede olvidar, lo tenemos que contar, y así hago.

Patricio retoma el momento, no se puede decir más sólo cabe rezar. Marcelo indica que la Virgen de Medjugorje pide que pidamos por los sacerdotes, rezamos todos en pie un Ave María por los sacerdotes y Patricio nos deja con una indicación que nos vayamos con una pregunta, Marcelo testimonia con su música,… es su arte, Malika con su cocina,… es su arte,….¿cuál es nuestro arte?...

Gracias Marcelo, Gracias Angel.

Marisol Sanz