Visita al Yacimiento Romano de Segóbriga

Segóbriga 01 Segóbriga 02 Segóbriga 03


"Bueno lo pasé de maravilla porque me gusto poder conocer otra cultura en mi vida al haber ido a Segóbriga que pude conocer el yacimiento arqueológico de Segóbriga me gustó poder ver lo que era el circo donde los romanos hacían los combates de los gladiadores y el teatro donde se disfrutaban de sus obras. También me gustó cuando fuimos al restaurante a comer con todo mis compañeros porque pudimos disfrutar de un buen momento agradable como una gran familia, todos juntos."
Ismael

"Para mí la visita a la ciudad Celtibérica y Romana, me ha dado una experiencia de más, encontrarme en un lugar como ese de hace siglos que nunca olvidaré."
Emeterio

"Lo que me ha gustado de Segóbriga es cómo planificaban bien a la hora de hacer sus construcciones también cuando hacían sus estrategias de batallas eran muy organizados y gracias a esta experiencia aprender un poco más de otras personas o de otras culturas del pasado."
José Luis

"Un pueblo del gran imperio romano que dominó el mundo. Los pueblos los construían casi como se hace hoy en día, con alcantarillados, acueductos para llevar agua, teatros al aire libre, una plaza donde se reunían para hablar, hacer mercadillo, hacían estatuas a sus generales y a sus dioses. Todavía queda por escavar más terreno. Por cierto Segóbriga fue inaugurado por José Bono presidente de Castilla la Mancha, pero lo mejor de todo es que estuvimos reunidos como una gran familia."
Juan Ángel

"Me llamó la atención ver el teatro el coliseum porque nunca lo había visto en persona además un día agradable todos juntos."
Hakim

"De verdad, este día que sentí fue fenomenal. Salír de Fuenlabrada y aprovechar un buen día que nos da Dios en este diciembre, estar juntos con amigos y ver las ruinas de Segóbriga me de mucha alegría. Por momentos me parecía que estaba en Bulgaria."
Georgi

"Haber pasado el día visitando el yacimiento romano de Segóbriga fue estupendo. Conocer su cultura, cómo a partir de unos pocos restos de siglos de antigüedad podemos saber cómo vivían, cómo se organizaban, cómo eran sus relaciones sociales, pero lo mejor de todo es que todos estábamos allí como niños con un juguete nuevo, sorprendiéndonos con cada zona que visitábamos, el templo, el foro, el teatro y cada vez que Eduardo nos contaba cómo transcurría la vida en aquellos tiempos tan remotos. Seguro que aquellos segobreganos no se imaginaron que unos 2500 años después un grupo de amigos disfrutaría tanto visitando su pequeña gran ciudad y admirándose de su cultura... o quizá sí ;)"
Fernando